Skip to content

LAVAR EL CABELLO IMPLICA MUCHO MÁS QUE SOLO “LIMPIARLO”

¿Sabías que cada vez que te lavas el cabello estás combatiendo miles de microbios e irritantes que viven en el cuero cabelludo? Es cierto. Aquí te contamos lo que sucede realmente cuando usas champú.

El cabello y el cuero cabelludo son como una esponja, todo lo que entra en contacto con ellos se queda pegado.

Estamos hablando de contaminantes, suciedad y polvo; todo se pega en los aceites naturales que hay en el cuero cabelludo.

Así que debes mantenerlo limpio.

El aceite y la grasa se acumulan en el cuero cabelludo…

El cuerpo produce aceite permanentemente, es un proceso natural que ayuda a mantener todo hidratado.

Y si no lo limpias, continúa acumulándose.

Para las personas que tienen caspa, este es un problema porque esos aceites pueden empeorar la condición. Los pequeños microbios del cuero cabelludo lo descomponen en sustancias que pueden irritar el cuero cabelludo.

... y atrapar más suciedad y grasa

Los aceites del cabello y del cuero cabelludo son los que retienen la suciedad y el polvo.

Si permites que se acumulen, habrá más suciedad, polvo y contaminantes: todas cosas que potencialmente pueden irritar y dañar el cuero cabelludo, sin mencionar que hacen que tu cabello se vea opaco y grasoso.

El champú funciona contra el aceite y la caspa

Lávate el cabello regularmente con un champú anticaspa y podrás deshacerte de las escamas visibles además de cualquier exceso de aceite acumulado.

El champú se adhiere a los aceites para eliminarlos, junto con el polvo y la suciedad.

Y al eliminar los irritantes que pueden causar daños, le da al cuerpo tiempo para sanar.

Usa un champú anticaspa cada vez que te laves el cabello.

De esa manera, puedes mantener el cabello y el cuero cabelludo limpios, Y tus defensas contra la caspa.

¿Qué sucede con el régimen “sin champú”?

Algunas personas deciden evitar por completo el champú. Esto se conoce como régimen “sin champú” y es algo que podría ser potencialmente perjudicial.

No lavarte el cabello o usar solamente agua durante un período prolongado hace que los aceites, la transpiración y la suciedad se acumulen.

Como sabemos, esto puede dañar el cuero cabelludo y ocasionar una gran variedad de problemas, desde cabello débil hasta caspa y, en algunos casos, incluso la caída del cabello.

Más información sobre el lavado del cabello